Idiomas

El euskera sigue vivo en Pamplona a inicios del siglo XIX, aunque en franco retroceso debido, principalmente, a las órdenes de las autoridades españolas para asegurar la primacía del castellano. Sin embargo, la aparición de nuevas corrientes científicas hace que el euskera se convierta en una lengua de estudio. Los trabajos de Louis Lucien Bonaparte o los de Wilhelm von Humboldt también resaltarán la importancia del euskera como una de las lenguas más antiguas de Europa. De la misma forma, tanto la Comisión de Monumentos como la Asociación Eúskara, tendrán como objetivo el estudio y la defensa de la cultura del euskera.

En el ámbito más local, resulta llamativo que, tras la toma de la ciudad por parte de los franceses en 1808, hubo varios manifiestos a la población que se publicaron tanto en castellano como en euskara.